lunes, 29 de abril de 2013

EL CONSULTORIO DEL MAESTRO ZEN (3)




Hola, amigos, saludos a todos. Hoy abrimos una nueva edición de nuestro conocido consultorio existencial, a cargo del asesor de contenidos espirituales y desarrollo personal de este blog, el gran maestro Zen don Shitetoko Yotekuro. Y ya tenemos aquí las primeras consultas de esta temporada. 



Shitetoko dijo…
Al habla Shitetoko Yotekuro, dispuesto a aportar un rayo de luz a tu vida.



Carolina del Norte dijo…
Saludos, maestro, me presento: mi nombre es Carolina, procedo del Norte, y le confieso que soy una mujer curiosa. Bueno…, bastante curiosa, no lo voy a negar. Pero no crea que mi curiosidad es cualquier cosa, no, no, lo mío es pura e inmaculada curiosidad científica. Y creo que en mí debe ser cosa de nacimiento, maestro, pues modestamente pienso que yo debí haber nacido con este maravilloso talento que Dios me dio, y que hasta el día de hoy llevo tan sobrado y tan bien puesto. De hecho, de pequeña siempre fui muy aplicada en los estudios. Y, aunque está mal que yo lo diga, pero alguien tiene que decirlo, yo era un hacha con las matemáticas, maestro. Fue aprender a contar y ya vi todo un mundo abierto delante de mis ojos. Y no vea usted cuando aprendí las cuatro reglas, aquello fue como una revelación divina, y eso marcó un antes y un después en mi vocación científica, siempre dispuesta a desentrañar los misterios de la vida.



Como niña aplicada que era, acostumbraba a resolver impecablemente los problemas que me ponían en mis tareas escolares; pero, no contenta con eso, aproveché el primer diario que me regalaron para apuntar todas aquellas observaciones que la vida cotidiana presentaba ante mi tierna curiosidad infantil. Me interesé, sobre todo, por apuntar las fechas de las bodas y los bautizos de mi pueblo, y, de esta manera, podía luego hacerme mis sumas y mis restas, y me sacaba mis conclusiones, maestro. Sí, sí, y no vea usted qué conclusiones,… y luego me iban todas de blanco al altar,… ¡las muy golfas!. En fin, ya ve usted, cosas de niña.




Años después me vine a la ciudad, y, por la suerte o por el destino, fui a dar con un empleo que satisfacía plenamente mi sana inclinación por la ciencia. Fue así como entré a trabajar en la portería del edificio en el que resido actualmente. Llegar a este oficio colmó sobradamente mi vocación, maestro, y desde el primer día sentí que la fortuna me sonreía, pues ver aquel montón de cartas de mis vecinos, repletas de datos, y ver la luz fueron una misma cosa. Desde entonces me he dedicado incansablemente a la noble tarea de llevar las cuentas ajenas, las entradas y salidas, las subidas y bajadas, las horas de llegada… En fin, como le digo, entregada completamente a mi misión científica. Y si esto ya colmaba mi vocación sobradamente, como le digo, imagínese usted cuando, una vez obtenidos mis descubrimientos, los publicaba a los cuatro vientos: ¡el éxtasis total!, maestro.


Y, con sus más y sus menos, mi vida transcurría de esta manera en paz y sosiego, hasta que hace un mes…, ¿cómo podría decírselo?,.. hasta que hace un mes llegó ella para amargármela, para convertírmela en un infierno, maestro. Sí, ella, maestro, ¡la nueva vecina del sexto!. Sospeché de ella nada más verla atravesar el portal por vez primera. Se me apareció como una diosa, guapa, guapísima, y tan bien peinada, tan bien vestida, tan bien calzada…, y oliéndome a perfume caro... 


—Hola, soy Romy, enchantée.— Fue lo primero que me escupió en la cara con su sonrisa de culebra. ¿Romy?, ¿puede una mujer respetable hacerse llamar Romy?. Más bien parece nombre de… Bueno, pero prosigamos. Pues, como le digo, esta primera observación fue un estímulo para iniciar mi investigación, todo sea por la vocación científica, maestro, que para eso está una en el mundo, para investigar. Pero poco tardaron en llegar más datos para mi tesis. Y, efectivamente, unos días después empezaron a llegar hombres preguntando por ella, muy sospechosos también ellos. Me llegaban todos haciéndoseme los despistados, todos con una cara de extranjeros que se la pisan, todos hablándome con extraños acentos, con vestimentas raras…, y, ante todo, con la prueba definitiva: ¡las sandalias con calcetines!.



Ya le digo, maestro, extranjeros todos. Ella ha intentado hacernos creer a toda la vecindad que es profesora de idiomas. ¿Idiomas?...,¿además del francés?... Nada, nada, ésta lo que me les enseña es otra cosa. Ya se lo digo yo, maestro. Pero, claro, yo, como buena científica que es una, y persona seria, no iba a quedarme sólo con en las hipótesis. Necesitaba datos empíricos, maestro. Así que decidí lanzarme a ampliar mi investigación recopilando estos datos in situ, como debe ser. El problema era cómo hacerlo sin que los especímenes se me espantaran si me pillaban con el estetoscopio pegado a su puerta. Que una es curiosa, pero no tonta, maestro. Así que me decidí a acceder al sexto piso directamente desde la fachada del edificio. La cosa no me fue nada fácil, maestro, hay que entenderlo, ya se sabe lo difícil que es escalar con ventosas sobre el cotegran, y en un día de viento y lluvia como era aquél. Pero yo soy del Norte y allí estaba yo, como una heroína de la ciencia, trepando pared arriba y luchando contra los elementos. Y si todo esto era terrible, aún más terrible era estar escuchando todo el tiempo aquel “chuik-chuik” infernal de las ventosas, que me destrozaba los nervios.


Y, así y todo, lenta pero segura, logré alcanzar la meta del sexto piso. Ahhhh, qué satisfacción, por Dios. Pero, cuando llegué allí, colocada frente a mi objetivo, hice un descubrimiento que me dejó helada, maestro: y es que la muy lagarta ¡¡¡ME HA COLOCADO DOBLE ACRISTALAMIENTO EN LAS VENTANAS!!!. Eso no se le hace a la ciencia. No me lo podía creer… Y, como comprenderá, esto supuso un serio revés a mi investigación, porque no me enteré de nada, maestro. Prueba fracasada. 




Y, como también comprenderá, tal desatino me sumió en una profunda crisis, que me hizo replantearme mi vocación por las matemáticas. Así que decidí apartarlas a un lado, y dedicarme a otra de mis grandes pasiones: la astrofísica. Sí, maestro, como le digo. Y hace poco que me compré un telescopio nuevo que es todo un primor, y que ya tengo bien instalado en el salón de mi casa, junto al balcón, apuntando directamente a la constelación de ventanas del edificio de enfrente, y en busca de alguna posible nueva galaxia de conocimiento. 



Y, sinceramente, mi sano interés científico me movía sólo a interesarme por los cuerpos que orbitan entre los salones, baños y dormitorios de aquel rincón del espacio, y, si era posible, detectar la presencia de algún tipo de materia oscura. Y todo hubiera sido científicamente maravilloso si no me hubiera encontrado con las interferencias producidas por esos miserables visillos que se han puesto ahora de tan de moda. ¿Usted se lo puede creer?. Y sin poder recopilar ni un dato, esto ya ni es ciencia ni es nada, maestro. Así que mi vida se consume últimamente entre hipótesis que me quitan el sueño, fórmulas irresolubles, y en el miedo a que, si veo frustrada mi vocación científica, pueda desviarme por el mal camino y terminar convirtiéndome en una maldita chismosa. Y esto es un sin vivir, maestro.


Shitetoko dijo…
Carolina, ¿curiosa?. ¿De verdad crees que lo tuyo es sólo… curiosidad?. Bueno, ya veo que según tu modelo interpretativo así lo es. Me da la impresión de que has dedicado demasiada energía a tu “vocación” y te has descuidado en emplearla en ti misma, querida, creándote una vida vacía y gris que sólo se compensa con el auto-engaño de las contadas alegrías que te pueda reportar tu incansable dedicación a eso que llamas ciencia. ¿No sería mejor que emplearas ese don y esa energía que tienes en construirte una vida propia?. Piénsatelo. Pero, bueno, ya que estamos aquí, podrías contarme alguna novedad, ¿no?, algo habrás averiguado, no me vas a dejar ahora con la miel en las orejas. Anda, cuenta, cuenta.



Marilyn dijo…
Maestro, le cuento que llevaba unos días algo aburrida en la Eterna Luz, y me decidí a bajar al mundo y darme un pequeño paseo por allí. Primero estuve un rato en la playa, jugando en la arena y disfrutando del frescor del mar y la melodía de las olas. Después me fui al campo, y me tendí entre la hierba fresca y las flores. Cerré los ojos y sentí de nuevo el pálpito de la tierra bajo mi cuerpo de sex symbol, mientras la luz del sol y la brisa besaban dulcemente mi rostro. Y, ¿qué le puedo decir, maestro?, encontrarme de nuevo con el alma del mundo fue una sensación indescriptiblemente emocionante,... casi lo había olvidado. 


Shitetoko dijo…
Sí, querida Marilyn, lo solemos olvidar. La vida contemporánea aprisiona nuestras almas, envenena nuestros sentimientos y cautiva nuestras esperanzas. Por eso lo olvidamos con frecuencia y damos la espalda a esa otra realidad. Porque, a pesar de los pesares, y a pesar de que lo olvidemos, seguimos habitando un planeta maravilloso.





~oooOooo~

Y les dejo con un vídeo clip de una canción con un sonido muy especial, del grupo británico The Beatles titulada: "Within You, Without You " (Dentro de ti, sin ti), de 1967, escrita por George Harrison, y en la que se aprecian las suaves resonancias de la música clásica hindú. Atención a su letra.




Saludos.

29 comentarios:

  1. JAJAJAJ! Ciencia del chisme! Veo que se esmeraba mucho esa mujer!
    Desafortunadamente hay muchas científicas así!

    Buen post. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí, el chisme es toda una ciencia, y yo creo que debe haber un experto en cada barrio. Aunque también pienso que hay categorías, porque una cosa es tener cierta curiosidad por la vida de nuestros congéneres, y otra es meterte en su vida, opinando, dando clases de moralidad, o inventando falsos rumores. De esta última categoría debe ser Carolina, y si hubiera un premio Nobel de chimorrología seguro que se lo darían a ella. Bueno, le he puesto sentido del humor, pero vivir estas cosas de cerca no suele tener tanta gracia. Como bien dices "desafortunadamente" hay muchos personajes así en la vida real.

      Eliminar
  2. Adore a Marylin sin duda... en cuanto a la cientifíca me recordo a la mama de un amigo que siempre de le decía... Tu sabes muchas cosas mijo lastima que no te sirvan para nada, mejor ponte a trabajar y de los libros enpolvar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un refrán que dice: "Estando el diablo ocioso, se metió a chismoso", y quizás lo que le ocurre a esta mujer es que tenga demasiado tiempo libre, o, como tú dices, se pasaba el día desquehacerada. Cuando se tiene realmente mucho que hacer o en lo que pensar, a lo que se puede añadir una buena educación, no se cae fácilmente en estos vicios, aunque el personaje que puse es quizás demasiado grotesco, jeje. Sí, mejor debería ella también empolvarse de libros, y preocuparse más por sí misma. Y, en cuanto a Marilyn, bueno, ella es todo amor, jeje.

      Eliminar
  3. ¡Me he partido el c... de la risa con la Carolina del Norte, querido amigo! Has escrito un relato corto de lo más divertido, y digno de participar en cualquier blog de estos literarios que abundan cada vez más, ya me entiendes...

    Lo que está claro es que la señorita Carolina del Norte sufre de una parafilia bien conocida, cuyo nombre es vouyerismo, ni más ni menos; y que todo sea dicho de paso, puede resultar de lo más divertida si no se abusa de ella. (Lo digo por experiencia jajajaja)

    Me has hecho reir a estas horas de la mañana, y no sabes lo mucho que lo agradezco.

    ¡Un abrazo con todo mi cariño!

    Adéu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, no veas lo que me he reído yo también inventando la historia, jeje. Y luego pasa que, una vez que tienes definido al personaje, parece que el lenguaje que emplean o las situaciones surgen por sí mismos, basta sólo tirarles de la lengua, jeje. Bueno, esta buena mujer sufría el voiyerismo a un nivel patológico, se desvivía por observar la vida ajena, y encima prejuzgando y condenando a las otras personas. Yo llegué a tener una vecina así, y la verdad es que este tipo de personajes llegan realmente a emponzoñar la vida del vecindario, no es nada recomendable tenerlos cerca. Claro, otra cosa es que un día que se presenta la ocasión aprovechemos para dar rienda suelta a esa sana curiosidad innata que todos llevamos, y reírnos un rato. Cuando yo era pequeño, me dijeron que se podía escuchar bien a los vecinos a través de un vaso pegado a la pared. Recuerdo que llegué a experimentarlo, y que funcionó; pero era casi tan aburrido como ponerse a ver Gran Hermano en directo, bueno, no tanto, jajaja. Creo que eso me condicionó para, en lo sucesivo, no tener el más mínimo interés por la vida privada ajena, jeje. Bueno, y me alegro que te hayas reído con la historieta, viene bien de vez en cuando echarse una risas, que para eso está también este juguete. Una forta abraçada.

      Eliminar
  4. Genial consultorio, sólo una pega ¿nos enteraremos de a qué demonios se dedica esa Romy? Como dice Carolina del Norte "esto es un sinvivir"
    Por otro lado alguien debería hacer una reivindicación del cotilleo como forma de vida. El "Elogio del cotilleo" o algo así.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, compañero. En principio no tengo intención de seguir con el asunto de Carolina. Creo que su historia queda ya cerrada. Lo que pretendía era crear un personaje que, aunque es bien grotesco o inverosímil, refleje ese tipo de comportamiento típico del cotilla extremo, que no sólo observa (que es algo natural e innato en todos nosotros), sino que también prejuzga y se mete en la vida ajena, e incluso puede resultar destructivo en la micro-sociedad de una comunidad de vecinos. En todo caso, creo, por eso mismo, por querer catalogar a la gente en base a prejuicios, Carolina vio cosas donde no había, y que Romy en realidad era una honrada mujer que se dedicaba a enseñar idiomas (¿Recuerdas aquel chiste de "Señora enseña el búlgaro..?, jajaja, pues eso). Por otra parte, como bien apuntas, el cotilleo es una forma de expresión completamente natural, y una manera sana de liberar tensiones. De hecho, los medios de comunicación hacen lo mismo, pero a gran escala. Otra cosa es que eso se haga con afán destructivo, y resulte muy dañino para la convivencia, y a ese nivel está el personaje de Carolina.

      Gracias, saludos y besos para todos.

      Eliminar
  5. La chismología elevada a la categoría de ciencia. Dentro de poco veremos editado el "Principia mathematica chismelogica" editada por "Science" y un montón de artículos sesudos desgranando los axiomas básicos de esta ciencia que está destinada a revolucionar todos los conocimientos que tenemos... sobre todo. El milenarismo se acerca ;)

    Un beso (lejos de miradas indiscretas)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, mira, tal y como lo dices, suena muy serio, y vete a saber si eso llega un día a cumplirse, jeje. Bueno, he hecho bromas sobre el asunto, pero eso de que haya gente que se desviva por meterse en la vida ajena no tiene maldita gracia, sobre todo para el que lo padece, y es algo bastante frecuente. Como ya he dicho más arriba, creo entre este caso extremo y el simple cotilleo que puede alguien practicar como desahogo hay diferencia, que una cosa es la curiosidad y otra la mala educación y la falta de respeto. Y, como vemos, algunos consultantes ponen realmente a prueba al maestro Yotekuro, jeje. Besos (con el visillo puesto, jejeje)

      Eliminar
  6. Lo que en mi tierra se llama cotorreo ahora voy y me entero que es un ciencia, que vaya tela.
    Si es que en esta ciencia, sobran cientifico-as...
    Y es que hay ciencias muy raras y ya creía yo que las raras hasta ahora, eran la ciencia ests raras de la tele , estas que te leen el futuro destras de la pantalla, atraves de una vela, el agua, el aire ufff.
    No se si sentirme diferente yo...ya que no practico ciencias, será que soy torpe...
    Besitos me ha gustado muchooooo.









    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Inma, y en cada barrio debe haber más de un catedrático del chismorreo, jeje. Y tienes razón, los chismosos sobran, quizás es que también son gente que se aburre mucho, y deberían buscarse un entretenimiento más útil, y menos dañino para sus vecinos. Uy, y los estafadores de la tele ya son otro tema, aunque de ésos se deja estafar el que quiere. Bueno, y veo que en eso nos parecemos, porque yo tampoco tengo el más mínimo interés por la vida privada de mis vecinos. En esa ciencia yo me declaro un completo analfabeto. Gracias, y un beso para ti también, Inma.

      Eliminar
  7. que inspiradora historia de coraje cientifico. si es igualita que madame curie, que por amor a la ciencia sucumbio a los efectos de la radiacion, y esta por amor a la ciencia se escala la fachada del edificio como una salamanquesa. que si no le dan un nobel o al menos un principe de asturias seria mas injusto que lo de lise meitner, que tampoco le quisieron dar el suyo por descubrir la fision nuclear. besos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta tal Carolina sin duda tuvo que inspirarse en todas esas grandes mujeres de la ciencia, aunque su materia de estudio creo que va a servir de poco para el progreso de la Humanidad. Pero le ponía pasión, jeje. Aunque en eso de los premios científicos yo pienso que no prevalece precisamente la objetividad..., pero eso es otro tema. Pero, mira, tengo comprobado que el chismoso vocacional corre sus riesgos. Yo tenía una vecina que vivía entregada a su vocación, pero por esa misma razón sufría muchísimo pensando en lo que pudieran estar los demás diciendo de ella, y padecía verdaderas paranoias. Bueno, pero he pretendido buscarle a todo esto su lado cómico, y por lo menos provocar la sonrisa. Besos y abrazos para ti también.

      Eliminar
  8. Carolina resulta ser una encantadora científica, malograda por falta de un buen maestro. Bien encarrilada hubiera triunfado en eso de las escuchas que está tan de moda, quizás en Método 3...

    Genial. Me ha encantado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Josep. Sí, Carolina tiene madera de espía, y bien podría desarrollar ese don que tiene diseñando centros de flores para colocar en las mesas de los restaurantes, jajaja. Aunque tener una vecina como ella ya no tendría tanta gracia, la verdad, y más con lo caro que sale el doble acristalamiento, jajaja. Una forta abraçada.

      Eliminar
  9. Pero que hace Romy???, quede intrigado, por lo menos sus datos empíricos no fueron lo suficientemente sólidos para determinar una conclusión.
    A la espera que la srta. chismosa nos cuente más...
    No es que sea curioso, solo en pro de la ciencia.
    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carlos. Bueno, creo que Romy en realidad hacía lo que decía, como dije más arriba, lo que pasa es que la chismosa tenía mucha imaginación, y vivía demasiado interesada por la materia oscura, jeje. Aunque, de momento es un personaje que queda ahí, y la verdad es que no sé si puede llegar a aparecer de nuevo. Muchas gracias por tu atención, y bienvenido. Saludos para ti también.

      Eliminar
  10. La pobre "chismologa",... ¡Que pesada! :(
    Y, por si fuera poco, creo que tod@s hemos tenido contacto directo con especimenes semejantes. ¿Me equivoco? Pero, solo se puede sentir compasion ante personas que se asoman a la vida diaria desde afuera porque,luego, andada la vida, como bien señala Marilyn y subraya George Harrison, podria ser que no estuvieramos a tiempo... segun se rumorea, no todas las almas sobreviven a la muerte. (jejeje...)

    Chulisimo el video. Gracias. :)

    Bss.

    Sarva mangalam
    Namasté.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Chismologa", no lo había pensado,... es perfecto, jajaja. Sí, la verdad es que estas personas intoxican los ambientes donde practican sus malas artes y llegan a hacer mucho daño. No sé si la gente se ha fijado bien en la respuesta de Shitetoko, en la parte seria, donde le dice que vive en un auto-engaño y que sería más saludable para ella dedicar más tiempo a construirse a sí misma. Bueno, por ahí he oído alguna "teoría" de que, aunque el alma sobrevive a la muerte, ese alma inmortal, en realidad, tendríamos que construirnosla nosotros mismos, para poder cruzar la "Laguna Estigia". Y quizás en ese sentido van las enseñanzas del gurú Maharishi, que inspiró a George Harrison esta canción, y que nuestra encantadora Marilyn también secunda, jeje. Me parece un punto de vista muy interesante, porque ello nos obligaría a asumir en todo momento la responsabilidad sobre cada uno de nuestros actos, y eso nos resultaría muy enriquecedor en nuestra existencia cotidiana y, desde luego, para la convivencia en el planeta. Bueno, el vídeo está bastante bien, aunque, en mi humilde opinión, creo que sería muy mejorable. Pero la canción es tremenda, y hace pensar, jeje. Petons. Namasté _/|\_

      Eliminar
  11. QUE BLOG ESTANHO ESSE SEU DE QUE SE TRATA ? BOM VI TEU COMENTARIO NO CENTAURO BLACK VISITE MEU BLOG
    BOMBADOSCLUB BLOGSPOT os vídeos e fotos mais sacanas dos
    fsiculturistas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dudu, este é um blog filosófico, antropológico, experimental ... um pouco de tudo. Mas, basicamente, é um jogo mental. Saudações.

      Eliminar
  12. jajajaja, menuda "vecinita " ha venido a consultarte ! Efectivamente , le falta vida propia...novio , suegra , cuñada ... jajajja seguro que pasa de la "matemáticas " o ya no tiene tiempo !
    besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí, menuda vecinita, jeje. Como dice el refrán que cité más arriba: Estando el diablo ocioso se metió a chismoso. Seguramente que si esta buena mujer tuviera una vida más ocupada no andaría detrás de la vidas ajenas,... y como ella hay muchas, ¿verdad?, jeje. Muchos besos, Rosa, guapísima.

      Eliminar
  13. Excelente post amigo, muchas gracias por compartirlo, da gusto visitar tu Blog.
    Te invito al mio, seguro que te gustará:
    http://leyendas-de-oriente.blogspot.com/

    Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Oz, por tus palabras. Intento hacer una mezcla de información, entretenimiento y reflexión. Digo que lo intento, jeje, y me alegro que hayas podido sacar algo de provecho. Veré tu blog, como me indicas, gracias por la recomendación. Un gran saludo para ti también.

      Eliminar
  14. Jajajajaja el maestro Zen debería dar consultas bloggeras es excelente y yo que me lo he perdido mira hasta cuando aparezco y eso fue por casualidad porque hoy al leer entradas viejas en mi blog -cuando sabía escribir- encontré algo que un día compartiste conmigo y que hoy volví a leer con ilusión:

    Anoche cuando dormía
    soñé, ¡bendita ilusión!,
    que una fontana fluía
    dentro de mi corazón.
    Di, ¿por qué acequia escondida,
    agua, vienes hasta mí,
    manantial de nueva vida
    de donde nunca bebí?
    Anoche cuando dormía
    soñé, ¡bendita ilusión!,
    que una colmena tenía
    dentro de mi corazón;
    y las doradas abejas
    iban fabricando en él,
    con las amarguras viejas,
    blanca cera y dulce miel.
    Anoche cuando dormía
    soñé, ¡bendita ilusión!,
    que un ardiente sol lucía
    dentro de mi corazón.
    Era ardiente porque daba
    calores de rojo hogar,
    y era sol porque alumbraba
    y porque hacía llorar.
    Anoche cuando dormía
    soñé, ¡bendita ilusión!,
    que era Dios lo que tenía
    dentro de mi corazón.


    Casi lloro y quise agradecerte hoy ese regalo -porque para mi lo fue- de alguien especial como lo eres tu.

    Un abrazo muy fuerte Rober

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, querida Flor, como vemos, al maestro Zen le vienen consultantes de lo más extraños y disparatados, menos mal que su paciencia es infinita, jeje, e intenta darles una respuesta provechosa. De vez en cuando me apetece hacer algo más gracioso y entretenido, para los lectores se lleven una buena sonrisa. Ay, y ese poema es fabuloso, Malque, bellísimo. Te confieso que a mí me hace llorar, y mira que lo conozco desde mucho tiempo atrás, desde que lo vi escrito por vez primera en un libro escolar. También es verdad que por entonces no comprendía su significado tan profundo, incluso de sus múltiples interpretaciones. Me alegro que te haya gustado a ti también, amiga, independientemente de nuestras creencias, da mucho que pensar. Muchos besos para ti también, bella Flor, gracias y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  15. Estimado
    Ya esta finalizada la mudanza al nuevo blog, el cual por un tecnicismo no podía poner el botón de seguidores y tampoco podía seguir a nadie, pero eso ya cambio, mi nuevo blogs queda con su nombre definitivo...

    www.solounblogmaschile.blogspot.com

    Si me visitas te darás cuenta que hay un sinfín modo de seguirme pero no olvidandome del clásico botón de seguidores.

    Además que ahora el blog está mucho más conectado, incluyendo la plataforma de G+, y con posibilidades de comunicarse con el gmail o correo de su preferencia.

    Entonces, tal cual hace siete años, regreso con todo a la carga tratando de re-inventandome y que mi blog continúe o tratando de estar actualizado con las nuevas plataformas virtuales.

    Y la entrada más reciente dejo un pequeño tutorial para que no le pase lo que paso, como importar y exportar el blog a una nueva base de datos.

    Sin más que decir esta abierta la invitación o no olvide y repito el nombre nuevo es...

    www.solounblogmaschile.blogspot.com

    Atte.

    CarlosMxAx

    ahora también te sigo

    ResponderEliminar

Usted dirá...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...