viernes, 11 de mayo de 2012

PUBLICIDAD Y ARTE



Quizás porque esté pensada y dirigida hacia un fin concreto, y porque este fin algunas veces no se corresponde con lo que podemos entender como moralmente aceptable, o quizás también porque sólo esté pensada para existir durante un breve período de tiempo, la Publicidad no ha gozado, injustamente, del prestigio del que sí han gozado otras manifestaciones artísticas. Sin embargo, en ello hay destacadas excepciones. Hoy el viento nos llega cargado de reclamos publicitarios que han transcendido a su propia esencia, y han sido incorporados como un elemento más de la cultura de los pueblos, como un elemento más de su identidad.

Porque hoy en día nadie puede dudar que la Publicidad es, ante todo, un arte. Un arte que no es independiente, eso sí, porque bebe y se aprovecha de lo mejor de cada disciplina artística. Y en el que se pone tanto talento y tanta inteligencia como en cualquier disciplina científica. En una entrada anterior ya hablamos del origen de la Publicidad, y hoy nos centraremos en comentar algunas curiosidades sobre este arte sublime. Así que pasen y vean.


Un caso interesante es el de los reclamos publicitarios que han repercutido más allá de los fines con los que fueron creados, mayormente porque por su calidad artística o por su significado han traspasado los límites para los que, en principio, fueron pensados.

Arco romano de Medinaceli (Castilla, España)

Un primer ejemplo lo encontramos, ¿cómo no?, entre los antiguos romanos, ellos siempre tan prácticos, y sus arcos del triunfo. Bueno, sí, muy prácticos, aunque estos arcos realmente no tenían una utilidad práctica propiamente dicha, salvo, obviamente, la publicitaria. Aparecieron hacia el siglo II a. C., y aquellos arcos primitivos consistían en una estructura de madera que se levantaba efímeramente para celebrar las victorias de las legiones romanas después de haber aplastado y esclavizado a un nuevo pueblo, y que, tras el desfile de las tropas, eran desmotados. Pero, como instrumentos que eran de propaganda política, con el tiempo se hicieron permanentes. Y, ya en época de los grandes emperadores, después del siglo I, se empezaron a construir de materiales nobles e imperecederos, y con una calidad artística equiparable a cualquier otro monumento. Y tanto es así, que pasaron a convertirse en un símbolo más del poder imperial.

Arco de Septimio Severo, en Leptis Magna (Libia): Roma estuvo aquí.

En siglos posteriores, y en épocas más recientes, se han seguido construyendo arcos de triunfo imitando las formas romanas, y con los mismos fines propagandísticos.

Arcos del triunfo contemporáneos

Dando un salto en el tiempo nos situamos en la Florencia del Renacimiento, en la que surgió el que quizás sea el reclamo publicitario más duradero de todos los tiempos, porque, después de cinco siglos, sigue cumpliendo esta misma función. Nos referimos al David de la Plaza de la Señoría, aunque la actual escultura de David es una réplica del original esculpido por Michelangelo Buonarroti, y que se guarda en la Galería de la Academia desde finales del siglo XIX. Pero la impecable calidad artística de este monolito de mármol, y su trascendencia en la Historia del Arte, suele hacernos olvidar que su presencia en esa plaza, frente al palacio del gobierno de la ciudad, y su simbología obedecen directamente a los intereses de la propaganda política.


La figura del David bíblico, aquel humilde pastor que logró vencer con su astucia al gigante Goliat, el más temible guerrero de los filisteos, y que se convirtió en el rey de Israel, fue tomado por los uomini nuovi florentinos, es decir, los hombres que habían conseguido ascender social y económicamente gracias a su astucia y su arte para los negocios, y que habían desplazado del poder a la nobleza y al clero (los filisteos de aquel tiempo), como un símbolo de su identidad. David era, por tanto, el emblema de los burgueses de Florencia, y encontramos múltiples representaciones suyas en todo el arte propagandístico de la época.

El David de Donatello (1440), ataviado con sombrero toscano, lleva a sus
 pies la cabeza degollada de  Goliat, que, a su vez,  porta un casco puntiagudo
  sospechosamente parecido a la tiara papal

Eso explica también que fuera objeto de ataques vandálicos durante las revueltas populares del siglo XVI. Y parece que los rezos de los clérigos en su contra también tuvieron su efecto, porque en 1512 un rayo caído del cielo impactó contra su base. Pero David sobrevivió a todo eso, y todavía sigue ahí, después de cinco siglos, con su rostro amenzante, y su honda dispuesta para el ataque, recordando a todos quién manda en Florencia.





Dando un salto oceánico y temporal, nos vamos a la California de principios del siglo XX, a las afueras de la ciudad de Los Ángeles. Allí, en 1923, en el distrito de Hollywood, que por aquella época ya despuntaba como uno de los principales enclaves de la industria del cine, el promotor inmobiliario H.J. Whitley decidió colocar sobre la colina llamada Monte Lee un cartel publicitario para promocionar una urbanización cercana llamada "Hollywoodland". Fue diseñado por Fisk Goff, y está formado por planchas metálicas pintadas de blanco y con instalación lumínica. Fue tal el éxito, que pronto se convirtió en una de las señas de identidad de la Meca del Cine. En 1949 fueron retiradas las cuatro últimas letras, quedando sólo la palabra: HOLLYWOOD, y en 1978 fue renovado por completo.


Aunque, puestos a renovar, ya sería hora de darle un aire nuevo...


Otro caso llamativo, y nunca mejor dicho, lo tenemos en España, en referencia a la campaña publicitaria del brandy “Veterano”, de la marca Osborne. En 1956, el artista Manolo Prieto propuso para promocionarlo la figura de un toro bravo, que no sólo aparecería en las etiquetas de las botellas sino también en vallas publicitarias que se colocarían cerca de las carreteras. Los primeros toros de Osborne se hicieron en madera, y desde los años 60 se empezaron a construir con chapas de metal. Con el paso de los años, su impresionante silueta negra, de 14 metros de altura, recortada sobre el horizonte, se convertiría en un elemento idiosincrático del paisaje español, y muy aceptado social y culturalmente.




En 1994, un nuevo reglamento sobre publicidad en carreteras obligaba a retirar todas las vallas publicitarias, incluidos los toros de Osborne. Pero, ante el reclamo de varias comunidades autónomas, municipios, asociaciones culturales, políticos y ciudadanos, el Tribunal Supremo decidió “indultar” a los toros, por entender que su “interés estético o cultural” hacían necesaria su conservación. Y es que, sin lugar a dudas, y sin pretenderlo, el toro de Osborne, se había convertido ya en una seña de identidad nacional.
Sobre estas líneas: Penélope Cruz (Silvia), Jordi Mollá (José Luis) y el Toro
de Osborne, protagonistas de "Jamón, jamón" de Bigas Luna (1992)

"El Amor y el Mediterráneo", dibujo de Pablo Picasso

Y, en el extremo contrario, tenemos las campañas publicitarias que no han logrado pasar el filtro del tiempo. Y esto puede ser debido a varias razones:

Porque anuncian artilugios antediluvianos.
"Estamos buscando el uso más original de una Manzana
(Apple) desde Adán"

Porque hay bailes que, afortunadamente, ya pasaron de moda.

Porque las botellas de ron hoy prefieren ir afeitadas,

…Y los bebés prefieren alimentarse de leche.

Porque ya no se deja a los animales domésticos jugar con cuchillos.

Porque son descaradamente machistas…
"Es bueno tener una chica por la casa"

… Y, además de machistas, no tienen maldita gracia.
"Tranquila, cariño, ¡no quemaste la cerveza!"

Porque hay mentiras que ya nadie cree.

Porque…, a ver…, ehhh…, porque... no.

Ehhhh…, hhhh, ¿siguiente?

O porque ¡ya nadie se lavaría los dientes con algo que sale de un recipiente así!

Pero hay otros anuncios que podrían recuperarse. Porque en el mundo siguen mandando hombres sin corazón.

Porque, a pesar de todo, la gente sigue teniendo esperanzas.

Porque soñar sigue siendo gratis.


Y porque hoy, como ayer, los últimos también pueden ser los primeros.


Y, si algún día se crea un museo para guardar los mejores anuncios comerciales televisivos, algunos merecerían ser colocados sobre pedestales de oro, como los siguientes. Hoy les dejo con dos monumentos del arte publicitario de los últimos tiempos, porque están hechos con inteligencia, porque transmiten, porque alcanzan, porque traspasan, porque son pura poesía... y porque emocionan.


"NO HABLES. No toques. No camines. No camines por la noche. No camines por la derecha. No bebas. No pienses. No fumes. No tomes drogas. No comas carne. No comas comida basura. No estés gorda. No estés flaca. No masques. No escupas. No nades. No respires. No llores. No sangres. No mates. No experimentes. No existas. No hagas nada. No frías la comida. No frías tu cerebro. No te sientes tan cerca de la tele. No pises el césped. No pongas los codos sobre la mesa. No pongas los pies en el asiento. No corras con tijeras... ni juegues con fuego. No seas rebelde. No pegues. No toques. No te masturbes. No seas infantil. No seas viejo. No seas ordinario. No seas diferente. 
No destaques... ni te apartes. No compres, no leas...
EL INDEPENDIENTE"




"...Para los responsables,... para los sencillos,... para los payasos,... para los últimos,... para los transparentes,... para los que se superan, para los que participan,... para los que suman, ¡para los que no se callan!,... para todos"

Saludos. 

31 comentarios:

  1. Para los que leen los archivos del viento.

    pues a mi me parece fantastica ha historia de la publicidad y del arte viviría apasionado estudiandolo.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno. Echo de menos la publicidad militar de las Guerras Mundiales, que creo que fue fundamental y en muchos casos estética. Quizá nos regales una entrada sobre la publicidada belicista en otra ocasión.

    Una abraçada ben forta!!!!

    ResponderEliminar
  3. Recordar El Guernika como propaganda, pero también las obras de Toulouse-Lautrec o Alphonse Mucha. Las de Rockwell, las Julio Romero de Torres para Unión de Explosivos Riotinto, única decoración de muchos hogares españoles durante mucho tiempo.
    Sin embargo, creo que habría que diferenciar entre propaganda (con fines ideológicos, políticos o religiosos) y publicidad (con fines comerciales)Si no el campo se vuelve inmenso pues prácticamente todo el arte hasta el XIX es propaganda religiosa.
    Un detalle más: la música. Desde el Negrito del Africa tropical, a Al mundo entero quiero dar etc. hay todo un mundo musical, sobre todo en la radio de los 50-60.
    Me ha encantado reencontrarme con algunas cosas divertidísimas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Álvaro: Es cierto, es un tema realmente apasionante y, a menudo, no nos damos cuenta de todo lo que significa la publicidad en nuestras vidas. Desde que nacemos tenemos ahí la publicidad, jugando con nuestros pensamientos, educándonos o llevándonos por el mal camino, haciéndonos reír, haciéndonos soñar, formando parte de nuestros juegos infantiles, de nuestra vestimenta, seduciéndonos o repugnándonos... Es, en definitiva, un signo de nuestros tiempos, de nuestra esencia de hombres contemporáneos, y estudiarla es una buena forma de conocernos a nosotros mismos, con nuestras virtudes y defectos. Bueno, y en esta semana del día de las madres tocaba felicitarla, porque no podemos negar que somos hijos de la publicidad, y madre no hay más que una, jajaja.

    ◊Dissortat◊: Sí, es otro aspecto interesante de la publicidad. Y en las épocas de grandes conflictos, la publicidad ha sido un pilar básico para controlar la opinión pública. También, como bien sabes, es un tema controvertido, porque es difícil separar en estos casos la lectura estética de la interpretación moral. Y un claro ejemplo de ello lo encontramos en el trabajo de Leni Riefenstahl para el gobierno nazi de Alemania. Y luego están también esas películas como "Objetivo Birmania" o "Puente sobre el río Kwai", y todas las de ese estilo, que también tienen mucho que ver con todo eso. Tomo nota del tema, aunque, de momento, me he quedado un poco agotado, jeje. Por cierto, creo que la heráldica tiene también mucho que ver con la publicidad, pero ya en eso el experto eres tú :-)

    Joaquinitopez: Tienes toda la razón, y todos esos gloriosos ejemplos del arte de la publicidad que nos citas merecen ser tenidos en cuenta. También te doy la razón en que la propaganda política y religiosa es todo un mundo que habría que separar de la publicidad comercial. Me has pillado en ese defectillo, jeje. Lo que ocurre es que he querido darle una trayectoria histórica al asunto y, a medida que nos adentramos en el pasado, tenemos más testimonios documentales de la propaganda ideológica que de la publicidad comercial, y por eso he hecho esta mezcla, quizás no muy rigurosa, jajaja. De todos modos, en nuestros tiempos también podemos encontrar campañas publicitarias comerciales que, sutilmente, llevan incorporados ingredientes de propaganda política. Bueno, y la música de los anuncios es también todo un universo al que habría que reconecerle su importancia dentro de nuestra cultura. Entre las canciones que acompañaban a mis juegos infantiles recuerdo, incluso, algunas que eran sintonías de anuncios. Y esa de la Coca-Cola que citas, que, además, se difundió en los inicios del movimiento pacifista, es todo un himno. A mí me encanta.

    Gracias, saludos, besos y abrazos para todos

    ResponderEliminar
  5. Sin duda hay anuncios que son autentica obras de arte, y no lo digo tan solo por el David o tan solo por los dibujos de Ramon Casas o Toulouse-Lautrec... Puesto en la publicidad más o menos reciente, hay autenticas maravillas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Tienes razón, hay anuncios, sobretodo aquellos que nuestra generación conoce más que los impresos, me refiero a los de la tele, que son tan sublimes como auténmticos cortometrajes, auténticas mini obras de arte... otros sin embargo, no es que no consigan ni que me atraiga el producto, sino que dan ganas de ejecutar públicamente en la plaza del pueblo, entre horribles sufrimientos, al que lo inventó... una cosa es clara, ni los buenos, ni los malos de remate, nos dejan indiferentes y a veces, nos acordamos más del anuncio, que del producto en sí...

    ResponderEliminar
  7. Me encanta leer estos archivos Rober querido, y pues si, hay publicidades que se merecen un nobel como otras que se desechen al instante como las propagandas de mi gobierno, jjaajaja.

    Por cierto los argentinos siempre hacen buenos comerciales, hasta una cerveza la hacen ver como algo épico, te dejo el enlace.

    http://www.youtube.com/watch?v=W62dc9Q-ZYg

    ResponderEliminar
  8. Peace-for-ever: Como he dicho a Joaquinitopez, he querido hacer un recorrido histórico por el tema del arte y la publicidad, pero, ciertamente, en la época contemporánea hay ejemplos fabulosos de anuncios que son auténticas obras de arte, y de artistas que han hecho colaboraciones memorables con el mundo de la publicidad. Tampoco he querido hacer el tema excesivamente serio, o quizás yo soy demasiado payaso, y no me he podido resistir a sacarle punta a algunos anuncios, jajaja. También es verdad que hay algunos que van provocando, y cuesta no hacerles un chiste, jajaja.

    O.G.G.: Ahí has tocado un punto clave, es cierto que muchos anuncios llegan a tener más popularidad por sí mismos que por el producto que anuncian, y quizás esto no sea realmente bueno para la empresa anunciante, jajaja. Y para los que hemos crecido delante de la tele, la publicidad televisiva es ya parte inseparable de nuestra esencia y de nuestra cultura. Y me has hecho reflexionar sobre algo de lo que no me había percatado, y es que los anuncios que dejan huella ("Centella, no deja ni huella", por cierto, jajaja), son los buenos buenos y los malos de remate, así que por ahí debe andar la cosa, jajaja. Otros son, como bien dices, pequeñas piezas cinematográficas, y merecerían ser recordados como auténticas obras de arte.

    Diego: ¡ENHORABUENA!
    ¡¡¡HA HECHO USTED EL COMENTARIO Nº 1000!!!
    ♪♫ ¡FELICIDADES! ♪♫

    Jajaja. Felicidades, Dieguito, llegaste justo en el momento preciso. Eso sí que es tener puntería, jajaja. Puede usted pasar y elegir un lote de productos de la casa, jajaja. Y qué coincidencia, en una entrada que habla de arte y publicidad, como si los dioses te hubieran favorecido. Bueno, ya ves, cosas que pasan, jajaja.

    Bueno, volvamos al tema, jajaja. Los festivales internacionales sobre publicidad no sé si tienen el prestigio de los premios Nobel, pero ciertamente algunos anuncios comerciales son, como bien dices, merecedores de un Nobel. La propaganda política siempre busca engañar de alguna u otra manera, y desde luego que no está a la altura moral de la comercial, que la mayoría de las veces lo que trata es de vender honradamente un producto. Acabo de ver ese comercial que me dices, y me quedo boquiabierto, es simplemente ¡IMPRESIONANTE!, no lo conocía, ¡una maravilla!. Es cierto que los argentinos, y también los colombianos suelen hacer anuncios muy ingeniosos, y se llevan muchos premios internacionales. A ver cuándo aprendemos los demás, jajaja. El de la Coca-Cola que acompaña a esta entrada fue hecho por una compañía argentina para la Coca-Cola española, y en su día arrasó en España, no dejó indeferente a nadie, jajaja. Me gusta también el del periódico inglés, da mucho que pensar. Y felicidades otra vez, jajaja.

    Gracias, saludos, besos y abrazos para todos

    ResponderEliminar
  9. A mí me encantaban los anuncios de la ONCE...por años fueron mis favoritos. Y aquel del clío, el de Geropa...Aún lo veo y me parto, pero desde que soy madre mi favorito es uno que no sé de que es, pero es una madre que llega al supermercado con dos gremlins como los míos y antes de que se la monten parda lo hace ella, berrea, patalea y se tira al suelo...me da una envidia :D

    El de cocacola que has puesto es un clásico universal. Puro subconsciente colectivo

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Alma: Es cierto, lo anuncios de la ONCE suelen ser de los mejores. Son campañas muy bien hechas, y, desde luego, nunca pasan desapercibidos. El de "Geropa" también lo recuerdo, es de esos que, sin que sean una gran obra de arte como otros, enganchan y marcan época, quizás sea por la gracia que tienen, jajaja. Últimamente veo poca tele, aunque creo recordar vagamente ese de la madre que le monta el numerito a sus niños. Originalidad no le falta, desde luego, y no estaría mal que las madres tomaran ejemplo, jajaja. Como comentaba más arriba, los que hemos crecido delante de la tele tenemos la publicidad formando parte de nuestra esencia, casi como el Cola-Cao, la Nocilla o las galletas Cuétara que corren por nuestras venas, jajaja. El de la "Coca-Cola para todos" es tremendo, y creo que es uno de los mejores de todos los tiempos, y yo, que soy algo payaso, agradezco que se acuerden también de mí en un anuncio importante, y no sólo en el de Micolor, jajaja. Y uno de los que tengo entre mis primeros recuerdos es el de Petit Cheri, y su canción, que jamás he podido olvidar, todavía la canto, jajaja. Es todo un mundo la publicidad. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Genial... y lo mejor de todo es que nosotros todos también tenemos los recuerdos de nuestra vida insertados en esos anuncios de nuestra niñez, de nuestra juventud... ¿quién no se acuerda de aquellos anuncios como las muñecas de famosa que siempre se dirigían al portal?... pues eso! ... que los anuncios también forman parte de nuestra vida, queramos o no.
    Y claro... ese anuncio de los Archivos del viento, me ha parecido genial... jajajaj!
    Y ¡hombrrreeee! Que también te hayas acordado de mí en esta panel, con el David de Miguel Angel, pues... tiene su cosa... jajajaj!
    ¿Cuándo dices que me invitas a una San Miguel, a una Coca Cola o a una Fanta? jajajaj!
    Joer... Robert... pero si ya no podemos hablar sin anuncios....
    En fin!... Un besazo tan cojonudo como el toro de osborne... jajaj!

    Angel

    ResponderEliminar
  12. Y lo ves??? encima no tengo suerte para nada... Diego! El premio era una velada nocturna con Robert... como veo que no pasas a recogerlo y dado que yo he llegado dos puestos después... creo que me toca, porque a Alma no se le ve muy interesada... jajajaj!
    Nada, nada... Robert... no puedes ponder excusas... Ya me dices dónde quedamos y qué tipo de ropa interior te gusta... jajajajaj!

    Otro Besazo!!!!

    ResponderEliminar
  13. Angel: Es cierto, todos esos anuncios y todas esas canciones maravillosas que los acompañaban forman parte inseparable de nuestras vidas, y cuántas vivencias y recuerdos asociamos con la publicidad. Incluso al gran Perales le inspiaron la canción de El Pequeño Supermán, qué maravilla, jajaja. El anuncio de los Archivos del Viento es pura guasa, pero ya es hora de que los californianos cambien un poco el paisaje, jajaja. Bueno, y cuando se habla de la publicidad en el pasado, es indispensable hacer referencia al David de Michelangelo, sí, Angelote, eres un referente indiscutible de la historia de la publicidad, aunque este David de la plaza de la Señoría nos ha salido un poco mal hablado, parece más bien español, jajaja. Y si tengo tiempo te voy a hacer uno de mis divertimentos a modo de Collige Rosas luciendo también en las colinas de Hollywood, para compensar que Diego se te adelantó en el comentario Nº 1000, y Andrés estuvo a un paso. Pero ya que Diego se ha llevado un lote de productos de la casa, espero que a tí, como segundo premio, no te importe que pase por tu casa y nos demos el lote, total, va a ser casi lo mismo..., para compensar digo, jajaja ;-). Aunque yo soy abstemio, y como pone la primera imagen, yo antes que cerveza prefiero una buena y refrescante Cola-Loca, jajaja. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Un buen arco del triunfo siempre es una inmejorable publicidad :P

    Luego me ha alucinado lo del cerdo feliz de partirse en dos; toda una analogía de lo que nos hace don Mariano; solo que él todavía, que corta a otros jaajaja

    Besos; la publicidad mola

    ResponderEliminar
  15. Jelou!

    Pues, en cambio, yo creo que la publicidad goza de mas reconocimiento del que debe. A saber: la publicidad, es una herramienta de divulgacion que SE NUTRE de otras artes plasticas: la fotografia, el cine, el sonido, el comic y, por supuesto, COMPRA los medios de divulgacion que tiene a su alcance sin importarle mas repercusion que el taladro cerebral, animico, "ideo-logico", humano y social para relanzar a las personas a escenarios que nada tienen que ver con la realidad de vivir a diario. ¿Cuantos niños de Camerun toman Coca-Cola? Luego, la simplista campaña "para todo el mundo", ya no es asi, es MENTIRA.
    Que, en el fondo, es lo unico que es la publicidad: una gran mentira, lanzada a bombo y platillo para que tome forma de verdad y creas que sin ese articulo, tu vida es miserable.
    Me voy a poner por ejemplo: no consumo television, escucho la radio a la hora de comer y cenar y selecciono un canal exclusivo de noticias, leeo, paseo, comparto y me preocupo por mis amigos y cultivo mi viad, no tengo movil, no lo necesito; regale mi coche al ser consciente de lo que soportaba y,... hoy, cre que Coca-colo sobrevive sin mi, Superwind, deber seguir sobreviolando las superficies mueblistas sin competencia, Ariel seguira lavando mas blanco y yo... seguire siendo libre de las trampas de estos mercachifles que, hoy opinan que comer huevos, es poco saludable, hasta que llegue una gran excedencia y, entonces, al igual que las espinacas de Popeye, sean pasto de una campaña alimentaria que no sera mas que otra basura publicitaria mas.
    Insisto: creo que es un producto que si bien arroja su ingenio apoyado en las muletas sabias de otras artes, es hoy por hoy, una accion SOBREVALORADA.
    ¿Cual es su aporte al bienestar social? Elm consumo, la codicia, el tanto consumes=tanto vales.

    Bss

    Namasté

    ResponderEliminar
  16. jajajajaj! Pues... ¡Cola Cola que no falte!... Bueno... me siento satisfecho con el premio. Claro que sí! jajaj!!! Ahora, a ver si cumples tu palabra y vienes a casa... jejeje!
    ¡Ay! La canción de Perales... ¡cómo sabes darme el gusto en todo! jajaj!... Gusto en casa, Gusto en la CocaCola y ahora Gusto con Perales.
    Como dirían en el mundo Católico: ¡Señor Robertote, eres el Lote de mi heredad y mi copa; me ha tocado un lote hermoso (¡y qué hermosura de lote!) ¡Me encanta mi heredad! jajajaj!
    Venga! ¡Ve sacando el salchichón de ese lote, que me lo voy a comer entero! jajajajajaj!!

    Besos, guapetón!!!

    ResponderEliminar
  17. Señor , Roberto T , tiene usted un premio en mi blog !! besosssss

    ResponderEliminar
  18. Yo no soy experto en nada, mi querido amigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. muy interesante entrada, monisimos los anuncios, el de el burro de shrek reemplazando a la mula conchita de juan valdes me parecio super comico. la verdad es que el curso que esta tomando la publicidad de hoy en día ya me empieza a dar escalofrios. ya existen en algunas partes del mundo anuncios publicitarios con sistemas de reconocimiento facial que te dan publicidad de lo que ellos consideran que te interesa basados en edad sexo , etc. los sistemas informaticos revisan la informacion de tus cuentas de correo para ver que cosas te interesan y publicitarlas directamente en tu computador, incluso toman informacion de los sonidos que graban a partir del microfono del computador, de los programas de television que ves o de los contenidos de las llamadas telefonicas para personalizar la publicidad que te dirigen. es espeluznante. y a proposito de espeluznate aqui te dejo este que promociona un programa de diseño grafico, que me dio pesadillas ( http://vimeo.com/album/1604476/video/2273770 ) besos y abrazos

    ResponderEliminar
  20. AntWaters: Mi querido vecino de al lado, tienes toda la razón, como un buen arco del triunfo pocas cosas resultan tan llamativas, jajaja. Resulta que, mientras escribía se me vino la idea de hacer algún chiste con el tema de los arcos del triunfo, pero me quedaba demasiado vulgar, o quizás poco original, y lo deseché, jajaja. Con respecto al "cerdito pródigo", la verdad es que la primera vez que lo vi me dio como escalofríos, resulta bastante desagradable, por lo menos para lo que estamos acostumbrados a ver en nuestros tiempos. Creo, de todas formas, que es un anuncio hecho con mal gusto, hay una mezcla de elementos ahí que resulta estéticamente disarmónica, pero ahí quedó para la antología del disparate publicitario, jajaja. Bueno, y no sé que decirte si la publicidad mola, en general, porque hay ejemplos que son para mirar para otro lado. Aunque hay otros magníficos, ¿recuerdas éste?, jajaja.

    Salamandra: Como ves, me he centrado únicamante en una visión de la publicidad desde el punto de vista estético, artístico, incluso intentando pornerle un toque de humor, aunque dejando claro desde el principio que su "fin algunas veces no se corresponde con lo que podemos entender como moralmente aceptable". Me gusta delimitar los temas. Pero, como muy bien apuntas, el lado oscuro de la publicidad suele ser muy oscuro. Y quizás es por lo que hemos apuntado más arriba, que la publicidad forma parte inseparable de nuestra cultura contemporánea, por lo que esté sobrevalorada, y no veamos, o no queramos ver, que es la punta de lanza de un sistema económico criminal, basado en el enriquecimiento de unos pocos a costa del sufrimiento de muchos. En eso estoy completamente de acuerdo contigo. No son más que cantos de sirena. La misma Coca-Cola como producto alimenticio es una puta mierda (azúcares refinados y aditivos disueltos en agua), y si no fuera por estas campañas de promoción masivas, y tan bien orquestadas, artística y sociológicamente, no la compraría ni Dios. Y por no hablar de la propaganda política. O el mismo toro de Osborne, que resulta estéticamente insuperable, promociona una bebida alcohólica de alta graduación, es decir, tóxica. Por otro lado, el anuncio del periódico The Independent, que como obra audiovisual me parece estupenda, creo que contiene algunas contradicciones entre unas frases y otras, y no acabo de entender bien el mensaje, salvo que compremos el periódico. En fin, aunque has apuntado un tema muy serio, que no es para hacer bromas, mi intención no era más que contar unas anécdotas curiosas y hacer pasar un buen rato al lector, quizás también reflexionar, y para calmar la sed nada mejor que un vaso de agua limpia y fresca "para todos", ¿verdad? :-P¨¨

    Ángel: Bueno, uno hace y complace en lo que puede, jajaja. No sé si esa canción de Perales hoy sería políticamente correcta, pero me parece bastante alegre. Y, como ya te dije, su voz me encanta, en el sentido estético y en el sentido mágico. ¡Y sus "elles"!. Ay, las elles de Perales, qué bien suenan, jeje.

    ResponderEliminar
  21. Rosa: Muchas gracias, Rosa, guapetona, pasaré cuando pueda. A ver qué es, jajaja.

    ◊Dissortat◊: Bueno, en la vida todos somos aprendices, y, como oí decir a un antiguo profesor mío: "Cada día de nuestra vida es un examen". Así que estamos destinados (o condenados) a ser eternos estudiantes, jajaja.

    Blackmount: O.O Acabo de ver el vídeo y me cuesta encontrarle calificativo, jajaja, creo que resulta demasiado provocativo. Si lo que buscaba era llamar la atención, ciertamente lo consigue, jajaja. En cuanto a lo que dices del burro impostor que acompaña a Juan Valdes, fue una imagen que encontré en la Red, y me resultó graciosa, aunque espero que los productores del café no se ofendan, si es así la retiro. Y no sé si la gente se ha fijado que en la primera imagen dice "Cola loca" y no "Coca cola", le cambia completamente el significado. Esa imagen sí es obra mía, bueno, una payasada de las mías, jajaja. Apuntas también una cuestión interesante sobre la publicidad. Yo creo que actualmente existe un tremendo vacío legal sobre los soportes y la forma en que se hace llegar la publicidad a los consumidores. Deberían establecerse unas limitaciones, porque en determinadas circunstancias resulta agresiva, y se le debería preguntar primero al consumidor si desea o no recibir publicidad. No sé si en Colombia se ha puesto de moda la publicidad telefónica, pero es España ya se está extralimitando. Te pueden despertar de madrugada, mientras duermes, para preguntarte si te quieres hacer una nueva tarjeta bancaria, o cosas así. Es un caso extremo y eso ya me parece que es faltarle el respeto a las personas. Y unos meses atrás tuve el PC afectado de un virus llamado Rotator, por el que me salía publicidad cada vez que habría el navegador, y otro que no recuerdo el nombre que infectaba el código html de las páginas que habría y creaba accesos directos a páginas publicitarias automáticamente. Gracias que conseguí limpiarlos con el Panda Antivirus, porque eran una auténtica pesadilla. Así que, de momento, no podemos bajar la guardia.

    Gracias, saludos, besos y abrazos para todos.

    ResponderEliminar
  22. Interesantisimo tema.
    aca en mexico cada año se realiza La Noche de los Publívoros, donde tienes la oportunidad de ver publicidad de todo el mundo.

    ResponderEliminar
  23. Roberto , para mi futuro libro , necesito los 22 arcanos mayores del tarot , redibujados ( por aquello de no copiar )¿ Te atreverías a hacerlos , para mi ? desde luego en el libro se mencionaría la auto-ria .
    Yo , no tengo idea de re-dibujar, pero si del concepto , claro -
    Piénsalo - Dinero , hasta que el libro no sea un bet-seller, estamos en crisisssss
    Besos y hasta el lunes , que vuelva de Almeria , no veré tu contestación -

    ResponderEliminar
  24. Ohhh, me acuerdo de ese anuncio;D Pero déjame que te diga que no debieras renunciar a la vulgaridad jajajaj... El arco del triunfo; quien quiera que inventara esa expresión... Solo sabemos de él que era pasivo

    besos

    ResponderEliminar
  25. Los anuncios de ahora son muy mediocres, ya no son muy pensados digo yo.

    Aquí en Mexico, sobretodo en las carreteras todavía se pueden ver los toros de Osborne.

    Buenos videos, el mejor es el primero.

    Besos Robert

    ResponderEliminar
  26. Felicitarte por tu didáctico e interesante blog.

    Me encanta la publicidad, creo que es la artífice para promocionar grandes cosas y hacerlas conocer por todo el mundo.

    Los que nos muestras son excelentes y maravillosos.

    Te dejo un abrazo grande desde Perú y me encantó estar por aquí.
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  27. Yo-Mero: No conocía eso de La Noche de los Publívoros. Estuve viendo su sitio en la Red y se ve que se montan un buen espectáculo, jeje. Bueno, como hemos dicho más arriba, en la publicidad hay de todo, y hay anuncios que están hechos realmente con muy mal gusto, pero, en cambio, otros son auténticas obras de arte. No sé si viste el que indicó Diego Tejada más arriba, es realmente genial. Incluso llegan a convertirse en un referente de la cultura popular.

    Rosa: Gracias, Rosa, por pensar en mí. Disculpa que haya tardado tanto en responderte al comentario. La respuesta te la doy en privado.

    AntWaters: Jajaja. Bueno, realmente yo no renuncio a la vulgaridad, jajaja, pero prefiero dejarla para la intimidad, que uno tiene que saber guardar la compostura en público, jajaja. Bueno, y la expresión del "arco el triunfo" me parece sublime, la analizas semánticamente y es todo un acierto, jajaja, la mires como la mires: delante, detrás o de rodillas, jajaja.

    Malquerida: Es muy cierto eso que dices, Flor, la publicidad hoy en día busca más el efecto inmendiato y el consumo compulsivo, y ya no se mira tanto la calidad artística del anuncio. Antiguamente incluso se componían canciones bellísimas que todo el mundo tarminaba cantando. Yo a veces veo comerciales en la televisión que unos minutos después no recuerdo ni haberlos visto, ni sé qué anunciaban, no dejan huella. Bueno, y no sé si en México los toros de Osborne han tenido ese impacto en la cultura popular como en España, pero desde luego que estéticamente no afean el paisaje, aunque seguro que tendrán sus detractores, jeje. En cuanto a los vídeos, el del periódico inglés sí que es muy bueno, aunque, como he dicho más arriba, no me aclaro bien con el mensaje que quiere trasmitir, y menos mal que es para un periódico, porque si llega a ser para un partido político sí que sería preocupante, ¿verdad?, jajaja.

    Nuria: Hola, bienvenida, estás en tu casa, ya te había visto por el blog de GoBri. Y, como digo a todos, aquí se aceptan todo tipo de críticas, jajaja. En cuanto a lo que dices de la publicidad, es cierto que tiene un lado bueno, y que si se emplea con inteligencia, buen gusto y con honestidad realmente puede ser útil y tener un efecto positivo. Pero también tiene una lado oscuro del que no podemos olvidarnos, y contra eso debemos estar prevenidos. Bueno, y ya ves lo que uno hace por aquí para entretenerse, jajaja. Te mando también un fuerte abrazo y feliz fin de semana.

    Gracias, saludos, besos y abrazos para todos.

    ResponderEliminar
  28. La silueta recortada de un toro sobre una loma es una imagen presente en el imaginario colectivo español. Creación original del pintor Enrique Mélida plasmada en su cuadro "Se aguó la fiesta", esta imagen ha sido ampliamente reproducida en todo tipo de objetos de decoración y publicidad, desde los abanicos pericones de las damas de hace un siglo hasta las camisetas de los actuales hinchas de fútbol. El símbolo del toro ha acompañado a la cultura mediterránea a lo largo de los siglos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toro: Muy interesante el dato que aportas, no lo conocía, muchas gracias. La única información de que disponíamos en referencia al Toro de Osborne nos remite a Manolo Prieto, que diseñó la campaña para esta marca. Y, efectivamente, se parece mucho al de Enrique Mélida. Seguramente fue tomado como referente. Pues sí, el toro es un animal totémico de las culturas mediterráneas desde hace miles de años. Gracias de nuevo por ilustrarnos con esta nueva y valiosa aportación. Un abrazo.

      Eliminar
  29. Una nota de prensa sobre este asunto: ABC. Madrid. El carnaval de Roma.
    4 de Febrero de 1923

    Maestro en este arbitrio fue Enrique Mélida. Uno solo de sus cuadros, ¡Se aguó la fiesta!, ha sido en España, y lo es aún, más popular que las Meninas y mucho más que el entierro del señor de Orgaz, y, por lo menos, tanto como la más popular obra mística de Murillo. ¡Se aguó la fiesta! es aquel cuadro en que un bravo toro, retinto en negro y corniapretado, se planta amenazador ante un grupo de chisperos que comen regocijados en pleno campo.

    Martín Ávila

    ResponderEliminar
  30. Hola de nuevo Roberto.
    En mi blog "El toro de Mélida" he colgado carteles antiguos de publicidad de Veterano y Fundador que no son muy conocidos pero que ayudan a comprender el origen del Toro de Osborne.

    http://torodemelida.blogspot.com.es/

    Espero que te interesen.

    ResponderEliminar

Usted dirá...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...